Barcelona, ciudad eterna.

Algunas cosas que no sabías sobre Barcelona

Barcelona es una ciudad muy especial. Sus calles, sus gentes y esa luz, cuna de eternas creaciones artísticas. Siempre en lucha, siempre viva. A lo largo de los años, muchos han hablado de Barcelona o escrito sobre ella, pero Barcelona no hay que explicarla; hay que vivirla.

Yo tuve la suerte de vivirla en mis mejores años y la llevo conmigo.

Hoy quiero compartir algunas curiosidades interesantes sobre Barna que no todo el mundo conoce…

1 La Torre de Comunicaciones del anillo olímpico de Montjuic, obra de Calatrava, es además un gigantesco reloj de sol. Sus 136 metros de altura y su forma hacen que proyecte una enorme sombra sobre la plaza Europa que indica la hora.


2- El nombre del barrio del Raval, procede del árabe «rabat» que significa suburbio o extramuros. En este barrio está la Calle de la Cera, que debe su nombre a la comunidad gitana que allí residía y que encendía velas en honor a la virgen. Es la cuna de la rumba catalana, con Peret como referente.


3- En la fachada de la Pasión de la Sagrada Familia de Gaudí, que como seguramente ya sabéis; murió atropellado por un tranvía, hay un misterioso cuadrado mágico formado por 16 casillas con varios números que al sumarlos, el resultado siempre es 33.


4- El Centro Social Autogestionado Can Vies del barrio de Sants, fue ocupado en 1997 para ofrecer actividades lúdicas y culturales a los vecinos del barrio. En 2014 se procedió a su desalojo, pero tras varios días de duras protestas, el ayuntamiento ordenó paralizar la demolición y muchas personas participaron en su reconstrucción.


5- La Barceloneta, el barrio costero más famoso de Barcelona, antes era una Isla llamada Maians. La mayoría de sus habitantes eran marineros y cuando terminaban su jornada laboral, plegaban las velas de sus barcos. De ahí la expresión de los catalanes de «plegar» para referirse a acabar de trabajar. Este barrio puede presumir de tener un deporte propio, el «takatá» que se juega en parejas. Consiste en pasar una bola por encima de una red utilizando las manos.


6- Si paseas por el barrio del Born o del Gótico, verás que existen varias esculturas con forma de caras que sobresalen en las esquinas de algunos edificios. Se trata de las “carasses”, unas señales que indicaban dónde se encontraban los burdeles en el Siglo XIV.


Estos solo son algunos ejemplos que la convierten en una ciudad llena de magia. ¿No crees?

Pronto volveremos a vernos, mi querida Barcelona. FINS AVIAT!

Los comentarios están cerrados.